top of page

Letras: JOHANNA CARVAJAL y otros

DEPRESIÓN DE INVIERNO

por CAROLINA HIDALGO



















La poeta dilató su nudo de verdades en un trago de silencio Al ver sintiendo cruzan estigmas en sus manos Signo ordinario de rotación de gentes

Al ver sintiendo La luz no tiene voz y si no tiene voz No puede gemir

Sólo brotan fonemas del subsuelo de la memoria


POEMA I

por MELIA ALZATE PEREA


















Son las 10 y 26 de la noche,

me tope de frente con un hospital,

tiene la rutina higiénica de todos los días.


Afuera, el pavimento opta por un color gris anochecido

las llantas del ómnibus,

la luz y el grito de la ambulancia

con noticias de vida frágil,

el miedo y su olor

que ahorca el cuerpo y su sombra.


Adentro, donde se nace y se muere

tras la columna tiesa y fría

solo hay voces bajas,

resecas de tanta sed

miradas necesitadas de sueros,

cuerpos adoloridos por el trasnocho,

vestidos de color anti fluidos

que espantan el calambre en las manos

para coser la herida de la piel.


Adentro, nacen pasos blandengues

con noticias de un útero y su mar

que sostiene la vida y su algarabía.


Entonces, vi una mujer asustada y tímida

que se vivía sin querer

untada de otras sequias,

otras heridas

otras aproximaciones a la muertes.


VIÓLAME ANTES

por ANDRÉS GALEANO























Esta noche

Dejo la puerta abierta

Espero aparezcas y acabes con todo lo que me arma.

Esta noche

Duermo sin corazón

Es lo único…

Que no mereces tocar.


POEMA

por CARLOS ALBERTO AGUDELO ARCILA


















Estoy hecho

de pan

de vino

de fulgor

de polvo

de niebla

de sombras

No hay pasos

no hay camino

La floresta firmamento

con nubes

con centellas

a una hora cualquiera

en un tiempo cualquiera

El viento se hace sendero

donde alas

piedras

océanos

y los cien pies de la hiedra

rebasan la frontera de mi nada


CALLES DE LILIPUT

por MIGUEL ÁNGEL RUBIO OSPINA



















Las palabras son trampas que los poetas ponen en las esquinas en solitarias calles, en estruendosas avenidas de Liliput, Tebas o Alejandría

Los poetas son extraterrestres, asaltan de noche las bibliotecas, y hurgan entre anaqueles seres humanos tejidos de palabra

Los poetas son estafadores, nos llevan en desfile al circo de nuestras desgracias con el boleto de una ilusión vana.

Presidiarios, escapados de su celda, los encuentra uno poniendo trampas tejiendo hombres, instalando circos en calles de Liliput


SUSURRO EN LA DISTANCIA

por ESPERANZA RAMOS YAÑEZ

















Escolta mi vida

Como Júpiter escoltó la Luna llena,

Sedúceme de igual manera

Con tu luz, con tu energía,

En esa sincronía exacta y magnética

Conjúgate en la misma vibración

Y atráeme hacia ti,

Provoca un caos,

Provoca un cataclismo,

Provoca una alteración en el Universo

Como lo has provocado en mí…

Camina de mi mano

Libre por el universo

Y en esa hecatombe,

Y en esa alteración provocada…

Crea el Universo propio

De dos almas solitarias

Que se encontraron

De dos almas solitarias

Que en el universo se hallaron

Llena mis espacios

Suavemente…

Y atráeme a ti,

Sin más fuerza que el amor.

Llena mis días

Llena mis noches,

Llena cada segundo de ti,

Envuélveme en tu halo mágico

Y aférrame con fuerza a tu alma

Y procura no soltarme jamás…


Susúrrame como Júpiter a la Luna

Palabras melodiosas de amor

Deléitame en cada palabra

Y abre la galaxia del amor


Convierte el caos en un delirio

De placer indescifrable

Y altera gradualmente mi sentir.

Produce un apocalipsis constante

En cada parte de mi cuerpo,

En cada fibra de tanto sentir...


Alinea con tu experiencia

El fluir constante de tu amor y mi vivir...

Alinea con tu experiencia

Tu vida que va ligada eternamente a mí.


POEMA

por JORGE ANTONIO SANTACRUZ GÓMEZ


















En un mundo absurdo

cantas siempre,

lloras a veces

cuando llega

el misterioso poeta,

así cansado entre la tulpa

y leños verdes

estará cantando,

en caminos estrechos

y ciudades perdidas.


CAMINO AL CIELO

(Al Poeta JORGE LUIS VASQUEZ en Puerto Santa Cruz Argentina)

por GERARDO MARÍA PÉREZ GIRALDO















Mi amigo juglar hoy ya está preparando

su equipaje para partir caminando.


Para hablar con Dios en su admirable cielo

para diseñar versos que den consuelo,

a los amigos que mojan su pañuelo

y tristes esperan iniciar su duelo.


Tus poemas son flores que no marchitan

por ser versos del alma que nos excitan.


¡Viaje feliz juglar! ¡Dios te está esperando!

porque es hora que termine tu desvelo

con tus versos que los ángeles recitan.


RENACER

por MÓNICA PATRICIA OSSA GRAIN








<