top of page

Mark Rothko, pintura y miedo a lo oscuro

Nació en Dvinsk (Hoy Daugavpils Letonia) el 25 de septiembre de 1903. Su nombre real es Marcus Rothkowitz. Fue uno de los más consagrados artistas del siglo XX, enmarcado en la corriente artística denominada Expresionismo Abstracto Norteamericano.


De origen judío, se sabe que tuvo una infancia marcada por el miedo, en esa época se culpaba a los judíos por las dificultades que atravesaba Rusia. Quizás, fue testigo presencial de la violencia que desplegaron los cosacos contra el pueblo judío, para sofocar algunos focos de rebelión que surgieron entre ellos.


Con solo diez años de edad, en 1913, se mudó a Portland, Oregón, en compañía de su madre y su hermana Sonia, para reunirse con su padre y sus dos hermanos que habían viajado años antes. Recibió una beca para estudiar en la Universidad de Yale, New Haven, en 1921.


En 1923, dejó Yale sin recibirse de abogado y se mudó a Nueva York. Al parecer los ataques antisemitas que sufrió, lo decepcionaron. En 1969, siendo un artista reconocido y galardonado en todo el mundo, pudo servir fría su venganza: recibió el doctorado «Honoris Causa» por la Universidad que nunca lo aceptó.


Entró a estudiar en la Art Students League, con Max Weber en 1925. Uno de los instructores – Bernard Karfiol – lo incluyó, junto a su amigo Milton Avery, en la Exposición colectiva: Artistas seleccionados por Bernard Karfiol, en la Opportunity Gallery, en 1928.



Inicios


"Número 14" (1960)

La entrada de Rothko en el mundo del arte, puede considerarse tardía. Fue a la edad de veinte años, cuando se dio cuenta de su verdadera vocación.


Bajo el auspicio de Max Weber, artista cubista participante en el movimiento de vanguardia francés, Rothko inició su tránsito por el camino del arte corría el año 1923. Nueva York era una fértil atmósfera artística.


Sus museos eran un recurso invalorable de enseñanza y aprendizaje de un novel artista.


Estudió en la Art Students League, Influenciado por los expresionistas alemanes, realizó varias obras, las cuales expuso en 1928 en la Opportunity Gallery, junto con un grupo de jóvenes artistas como él.


Sus pinturas compuestas por interiores oscuros, escenas urbanas y otros temas, recibieron una buena aceptación de los críticos.


Al año siguiente, comenzó a dar clases de arte a los niños judíos en la Academia del Centro en Brooklyn.



"Entrada al Metro" (1938).

El contacto con los niños parece haber influenciado su pintura, rechazó la pintura convencional, enfatizando la parte emocional en sus temas, algo que, según expresó, era común en el arte de los pequeños.


La oportunidad de exponer en forma individual le llegó en 1933, el Museo de Arte de Portland y la Galería de Arte Contemporáneo de Nueva York le abrieron sus puertas.


La representación de paisajes, desnudos, retratos y escenas de la ciudad, formaron parte de esta última exposición.


La década de los treinta le trajo nuevos cambios, tanto en lo personal como en lo artístico. Se casó en 1932 y conoció a Louis Harris, Adolph Gottlieb, Ilya Bolotowsky y Joseph Solman. Estos jóvenes artistas se codeaban con el pintor Milton Avery, con ellos formó el grupo Los diez disidentes de Whitney, simpatizantes del Expresionismo.


Su reputación crecía a medida que exponía sus obras. Junto con su grupo de artistas de la Unión de Artistas, organizó una exposición en Francia.


La Galerie Bonaparte, fue la sede escogida. La crítica fue positiva con la obra de Rothko; reconociendo la particular disposición del color en sus pinturas.



Estilo


"Remolino lento en

el borde del mar" (1944").


El genio creativo de este insigne pintor, se paseó por varias corrientes artísticas antes de alcanzar la madurez que lo llevó a la cima.


Ante esta evidencia, su obra se puede dividir en etapas creativas.


Aunque Rothko nunca se definió por un movimiento en concreto, se le conoce como el maestro del Expresionismo Abstracto.


En la década de 1920, conoció a Milton Avery, cuyas representaciones simplificadas y coloridas de temas domésticos, tuvieron una profunda influencia en el desarrollo temprano de Rothko, pronto sus temas y colores reflejaron el estilo de Milton, como se evidencia en sus pinturas de escenas de playa.


El impresionismo también tuvo su secuela en la obra de este genio creativo, sus escenas urbanas, como las del metro de Nueva York y las escenas callejeras, semejan el estilo de este movimiento.


Las figuras no tienen rostro definido, son planas, y forman parte del espacio arquitectónico, no tienen protagonismo.


Nro. 5/Nro. 24 (1948).

A partir de 1940, la obra creativa de este artista, adquirió un nuevo matiz. En esta etapa que pudiera llamarse de transición, su obra se nutrió de temas mitológicos, biomórficos y de formas diversas.


La obra Getsemaní, de marcado simbolismo religioso, se inspira en el lugar donde se efectuó la traición a Cristo. Y en otra, sin título que la defina, se observan las formas de amebas, enmarcadas por espacios rectangulares de colores brillantes.


La segunda guerra mundial estaba en su apogeo, Rothko expreso la tragedia que vivía la humanidad, en el arte. Fue precisamente en 1940, cuando cambió su nombre de Markus Rothkowitz a Mark Rothko. Ya había comenzado en Polonia la persecución de los judíos, por parte del gobierno alemán y sus aliados.


La mente inconsciente, evidenciada en sus obras, denota la abstracción del hombre ante la tragedia. Sus lienzos con grandes regiones de color o multiformes, como Rites of Lilith – una de sus pinturas emblemáticas -, denotan un cambio significativo hacia lo que él mismo llamó La expresión simple del pensamiento complejo.


Sin título (nro. 73), 1952

Las multiformas constituyen la primera incursión real del artista en la expresión de los campos de color, estilo que representa directamente al expresionismo abstracto norteamericano. Sus lienzos se pueblan de manchas de colores diversos, que se acercan libremente unas a otras, como flotando en el aire, por la superficie del cuadro. Este tipo de pintura es la antesala del denominado estilo clásico de Rothko, que se desarrolla a partir de 1949.


Entre 1947 y 1949, Rothko impartió clases en la Escuela de Bellas Artes de California, San Francisco. Su vida estuvo llena de éxitos, su capacidad de interactuar con diferentes tipos de artistas era inconmensurable; así mismo, siempre estaba dispuesto a fundar organizaciones en pro de la divulgación del arte.


Durante este periodo que se extendió desde 1950 hasta 1970, Rothko precisó su estilo, cuando evolucionó de lo mitológico y surrealista, a las multiformas y la abstracción.

Las pinturas de esta etapa tienen características particulares:

  • Abandono de los títulos convencionales, se diferencian unas de otras por números o colores.

  • Eliminó las explicaciones sobre los cuadros.

  • Determinó el número de rectángulos flotantes, limitándolos a dos, tres o cuatro; perfectamente alineados verticalmente sobre un fondo de color.

  • La saturación y el tono varían, creando un matiz irreal, íntimo y humano.

  • El espacio de su arte se hizo más amplio, creando una experiencia cuasirreligiosa en el espectador.

  • Su paleta se oscureció paulatinamente, los colores rojo granate, marrón, azul y negro; predominaron a partir de finales de 1956.


Alfred Molina, en una escena de "Red" (2009), de John Logan, en el Golden Theatre de Nueva York, donde interpreta a Mark Rothko

Sus formas grandes, llenas de color, sin borde definido; flotan sueltas, sugiriendo una atmósfera de plenitud y libertad, llena de movimiento y profundidad.


Más tarde se simplificaron, convergiendo en rectángulos definidos, algunos con bordes blancos, en variedad de tonos: naranja, rojo, azul, verde negro.


El misticismo de Rothko se impone, sus propias palabras lo definen cuando dijo “sólo quiero expresar emociones humanas básicas: tragedia, éxtasis, fatalidad. Y el hecho de que mucha gente se rompa y llore cuando se enfrente a mis cuadros, muestra que puedo comunicar esas emociones humanas”.



Enfermedad


"Cuatro oscuros en rojo" (1958).

Rothko padecía de nictofobia, también conocida como escotofobia o miedo a la oscuridad fobia caracterizada por un miedo irracional a la oscuridad o a la noche y a los riesgos imaginarios que se relacionan con la misma.


Se trata de una forma de tratamiento por exposición, donde la persona está expuesta a su disparador fóbico (en este caso los lugares cerrados) hasta que pasa el ataque de ansiedad.


La experiencia de haberse enfrentado a la situación temida sin haber sufrido ningún daño real suele ser una forma poderosa de terapia.


El tratamiento de elección contra la nictofobia es la psicoterapia que puede incluir desde la terapia cognitivo-conductual para ayudar al paciente a comprender esos sentimientos negativos hacia la oscuridad y la noche y tratando de construir pensamientos útiles y positivos para controlarla


Vida


Retrato del artista.

El 12 de noviembre de 1932, se casó con Edith Sachar una diseñadora de joyas. En 1938, adquirió la nacionalidad estadounidense. Su matrimonio sufrió varias crisis hasta que, en 1943, se divorciaron, causando esto una gran depresión a Rothko.


Mary Ellen Beistle, se convirtió en la segunda esposa de Rothko en 1945. Más tarde en 1950, le dio una hija, Kathy Lynn, quien nació en Nueva York. En 1963, dio a luz a su segundo hijo, Christopher.


La estabilidad del matrimonio se debilitó por varias circunstancias adversas, como la enfermedad del artista por un aneurisma y su afición al alcohol. Se separaron el día de Año Nuevo de 1969.



Enfermo y deprimido por su reciente separación, Rothko se mudó a su estudio en Nueva York. El 25 de febrero de 1970, Rothko se suicidó.


Oliver Steindecker, asistente de Rothko, encontró al artista muerto, en el piso de la cocina. Se dio a conocer que la causa de muerte fue una sobredosis de barbitúricos y un corte en una arteria del brazo derecho. Tenía 66 años.


Su esposa, murió solo seis meses después.



Fuente: MOOVE MAGAZINE / ALEPH

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo